Aeropuerto de BarcelonaMenú

Aeropuerto de Barcelona

Línea L9 / L10 de Metro al Aeropuerto

(Diciembre 2014) La línea L9/L10 de Metro es la nueva línea del Metro de Barcelona que conectará los municipios de Santa Coloma de Gramenet, Badalona, Barcelona, l’Hospitalet de Llobregat y el Prat de Llobregat, llegando hasta el Aeropuerto de Barcelona El Prat

Cuando entre en funcionamiento, ésta será la línea subterránea más larga de Europa gracias sus 47,8 km de extensión, exceptuando el tramo de la Zona Franca, que es zona de viaducto aéreo. Recientemente iniciada la etapa final de pruebas en el recorrido del último tramo hasta el aeropuerto, esta nueva forma de transporte aportará a la ciudad de Barcelona, y a su área metropolitana, una nueva y ultra moderna vía de comunicación que verá la luz a en febrero del 2016.

La construcción

La L9/L10 constará de 52 estaciones, 20 de las cuales serán intercambiadores de transporte del área metropolitana de Barcelona. En estos intercambiadores la nueva línea de metro conectará con otros sistemas de transporte ferroviario, tales como el de Cercanías Renfe y el tren de alta velocidad TAV; también con las otras cinco líneas de metro L1-L5 y con varias líneas de Ferrocarriles de la Generalitat: L6, L7 y L8, al tiempo que conecta con el Trambaix y el Trambesòs.

El trazado planteado de la línea da cobertura de Metro a barrios que anteriormente no disponían de él, como el Bon Pastor, Llefià, La Salut, Singuerlín, Pedralbes y Zona Franca.

También está en su objetivo conectar los puntos neurálgicos entre sí, como lo son para la ciudad sus centros logísticos, las zonas de equipamientos y de servicios como el aeropuerto, la Zona Franca, la Fira, la ampliación del Puerto, la Ciutat de la Justícia, el campus universitario de la Diagonal, la estación de Sagrera TAV, el Hospital de Sant Pau, el Parc Güell, el Camp Nou y la Ciutat del Bàsquet.

La Generalitat de Catalunya prevé que alrededor de 350.000 personas usen sus instalaciones diariamente, alcanzando los 130 millones de pasajeros al año y el presupuesto de construcción se estima en 6.600 millones de euros. Se estima que 50 trenes circularán por la L9/L10 cuando esta esté completamente operativa.

La línea y su recorrido

La línea 9/10 de Metro lo componen dos ramales. Dos divisiones de la misma línea que en Santa Coloma de Gramenet y del Prat de Llobregat, se identifican exclusivamente como L9, que se representará en los planos en color naranja. El ramal restante, que pasa por Badalona, será reconocido por el color azul y llevará el nombre de L10. A su vez, el tramo que une Polígon Pratenc (Polígono Industrial de la zona del Prat) y Provençana (barrio de Santa Eulàlia, en l'Hospitalet de Llobregat), en el otro extremo de la línea, también llevará el nombre de L10. En la parte intermedia del tramo coexistirán ambos ramales, y estará identificada con sus dos extremos, para que los pasajeros de la línea sepan fácilmente a que lado de la línea se dirigen.

Aunque la línea 9 ya tiene algunos tramos operativos, recientemente el recorrido desde Zona Universitària-Aeropuerto de Barcelona es el último segmento que ha entrado en período de pruebas. El tramo en cuestión tendrá 20 km de longitud repartidos a lo largo de 15 estaciones, y cuando esté operativo, -las fechas hablan de febrero del 2016, se estima que dará servicio a 23 millones de usuarios anuales.

Las estaciones

Debido al actual trazado urbano de Barcelona y la existencia de otras infraestructuras subterráneas y terrestres, la construcción de las estaciones de esta nueva línea se ha visto condicionada por tres factores decisivos: la profundidad, la intersección con otras líneas y el alto grado de urbanización del terreno por donde se ha de construir.

Teniendo en cuenta estos condicionantes el proyecto ha diseñado tres tipos de estaciones:

  • La estación tipo L9 (30 estaciones):
    Diseñadas en forma cilíndrica, las estaciones tienen dos vestíbulos: uno superior por el que se accede al exterior y uno inferior o pre-anden, que conecta con los andenes. Ambos vestíbulos están unidos entre sí por grandes ascensores y escaleras mecánicas y de emergencia. Los trenes circulan a dos niveles.
  • La estación subterránea clásica (17 estaciones):
    Están situadas a poca profundidad. Son las estaciones habituales donde los trenes circulan en paralelo y al mismo nivel.
  • La estación al exterior del viaducto (5 estaciones):
    En la parte de la línea 9 que no es subterránea la vía circula sobre un viaducto. Las estaciones en esta parte del recorrido tienen un andén central, común a ambas vías, dispuestas de forma paralela. Potentes ascensores y escaleras mecánicas comunican el vestíbulo con el andén. Los ascensores están adaptados para personas con movilidad reducida y están coordinados con la llegada de los trenes para reducir el tiempo de espera de los pasajeros.

Estación tipo Pozo Estación tipo Andenes
Estación tipo Pozo y tipo Andenes de las estaciones L9

Las modernas estaciones son totalmente accesibles y adaptadas para invidentes. Cuentan con mamparas automatizadas que separan el andén de la vía del tren, y que responden coordinadamente a la apertura o cierre de las puertas del mismo

Trenes automáticos. Alta tecnología y confort

Los trenes sin conductor han sido el siguiente paso en la línea de la evolución, comenzada con la implantación en los trenes de los sistemas de protección automática (ATP) y de conducción asistida (ATO), hace ya algunos años.

Este complejo sistema automático de conducción ya se utiliza en varios países, y en los próximos años sustituirá a los actuales trenes con conductor del Metro de Barcelona.

Los trenes de la serie 9000, adquiridos para el uso en la línea 9/10, se caracterizan por su estructura ligera, tecnología avanzada y un elevado ahorro energético. La conducción de los mismos será automática -sin conductor- y se controlarán y programarán desde el Centro de Mando del metro de la Sagrera. La duplicación de los dispositivos en los trenes de esta serie aumenta la fiabilidad cuando se trata de comunicarse, de manera eficaz, con el centro de control.

Para las situaciones de emergencia los trenes están dotados de sistemas de apertura manual de puertas y rampas frontales de evacuación.

Pensando en la comodidad del usuario, el interior de los vagones está equipado con aire acondicionado, espacios para sillas de ruedas y bicicletas, indicadores luminosos y sonoros de cierre de puertas, interfonía, vídeo vigilancia y pantallas de información continuada. Y al no haber conductor, el espacio reservado para la cabina pueden usarlo los pasajeros y cambiar su típica perspectiva del viaje por la de un ventanal.

Transmisión de datos como herramienta de control

La transmisión de datos e imágenes por banda ancha entre los trenes automáticos y el Centro de Mando, es la herramienta clave para la supervisión de las operaciones desde este centro, situado en la estación de La Sagrera. Al mismo tiempo, permite observar la vía y el interior de los trenes a tiempo real mediante cámaras instaladas en los vagones. Son los nuevos instrumentos de control y seguridad hacia el tren y el usuario que aportan las nuevas tecnologías.


Cerrar